ascender con Jesús 24 de mayo 2020

sermón del domingo

pasar a otro nivel , no quedarse en el básico

20 de Mayo 2020
A+ A-

Como lo enseña el evangelio de hoy, ser creyente significa vivir con la mirada fija en el cielo, pero con los pies bien puestos en la tierra. Si una persona mira a Jesús que asciende a los cielos, esa persona no se conforma con llenar la barriga, esa persona quiere alcanzar la estatura de Jesús, asciende con Jesús a la presencia de Dios. Y por esa razón, lucha por un mundo mejor donde todas las personas vivamos de acuerdo a nuestra dignidad de hijos de Dios.

Ascender con Jesús

Cuando en la misa recitamos el credo decimos: creo que Jesús resucito al tercer día y subió a los cielos y está sentado a la derecha del Padre. Hoy estamos celebrando la ascensión de Jesús a los cielos. Hemos oído hablar de los ascensores de los edificios, El señor del piso más alto manda a su hijo por el ascensor, para que descienda al piso donde vivimos. Y el hijo viene comparte la vida con nosotros y nos invita a ascender al apartamento donde vive con su padre. Pues esto lo que ha sucedido con Jesús, vive en el cielo con su Padre, pero el Padre le ha dado una misión, que venga a nosotros, y por eso, se hizo humano naciendo de la virgen María. Jesús compartió la vida con nosotros, y vino a invitarnos al cielo. Hoy Jesús vuelve a la casa de su Padre.

Ascender con Jesús a los cielos significa. Pasar a otro nivel, no quedarnos en el nivel básico. Cuando no había ascensores los santos explicaban con las escaleras, que se iban subiendo con esfuerzo y virtud. Así uno va subiendo peldaño por peldaño la escalera, y progresivamente va pasando a otro nivel. En el capítulo 6 del evangelio de san Juan, Jesús le dice a la gente: ustedes me buscan porque ayer le multiplique los panes y se llenaron la barriga; por favor no se queden en ese nivel tan básico, busquen también el pan del cielo que les da vida eterna.

En estos días que estamos encerrados, no nos podemos limitar a echar barriga, también podemos alimentar nuestra vida espiritual. Ascender con Jesús a los cielos, es entrar en la presencia de Dios. Y esto lo hacemos hoy cuando atendemos esas palabras de san Pablo que dice: ya vivamos, ya muramos del Señor somos. Tanto en la vida como en la muerte somos de Dios. Y desde allí san Pablo nos enseña a afrontar desde Dios las dificultades de la vida, dice san Pablo: ni el hambre, ni la violencia, ni la persecución, podrá separarnos del amor de Dios. Hoy diríamos ni esta pandemia, ni sus consecuencias, porque en todo esto vencemos fácilmente por Jesús que nos ha amado.

Cuando a una persona le dicen que no se ahogue en un vaso de agua, le están invitando a que ascienda, a que rompa el vaso de agua en que se está ahogando y se sumerja en el inmenso mar que es Dios.

Cuando una persona decide dejar de ser esclava de sus pecados, esa persona ha descubierto que Dios es el tesoro por el que vale la pena dejar esos tesoros que eran su riqueza. Entonces la persona encuentra en vivir en la presencia de Dios, la verdadera libertad de los hijos de Dios.

Como lo enseña el evangelio de hoy, ser creyente significa vivir con la mirada fija en el cielo, pero con los pies bien puestos en la tierra. Si una persona mira a Jesús que asciende a los cielos, esa persona no se conforma con llenar la barriga, esa persona quiere alcanzar la estatura de Jesús, asciende con Jesús a la presencia de Dios. Y por esa razón, lucha por un mundo mejor donde todas las personas vivamos de acuerdo a nuestra dignidad de hijos de Dios.

Desarrollo por San Pablo Multimedia